logoiesFSE color 1

Normas Básicas de Convivencia

Las normas mínimas de convivencia en el centro pretenden, fundamentalmente, enseñar a vivir en comunidad y son las siguientes para los alumnos:

 

Normas de comportamiento en clase y en el desarrollo de actividades lectivas, complementarias, extraescolares.

  • El alumno deberá mostrar corrección en su forma de estar en clase.
  • Se debe utilizar un lenguaje adecuado a la situación que supone un centro escolar, evitando vulgarismos y gritos.
  • Se debe circular con respeto, sin empujar en las entradas y salidas ni en los desplazamientos por pasillos y escaleras.
  • Se debe cuidar el material escolar. En el caso en que se descubra deterioro en el material del aula, se informará inmediatamente al tutor o al profesor que corresponda en ese momento.
  • Cada grupo será responsable del estado del aula durante su estancia en la misma.
  • Los espacios exteriores, patios y jardines, deberán ser respetados. En ningún caso se arrojarán materiales de desecho al suelo.
  • Dado que el proceso de evaluación es continuo, no será obligado repetir exámenes a alumnos que por alguna causa no lo hayan hecho en su momento, pues el profesor dispone de suficiente información para evaluar.
  • En el caso de que un alumno sea sorprendido copiando en un examen, la calificación  será de 0.
  • El alumno deberá traer todos los días el material correspondiente a cada asignatura de lo contrario será avisado la primera vez y sancionado la siguiente.
  • Las especiales características de nuestro centro en cuanto a rotación de clases y existencia de aulas específicas, hace necesaria la adopción de una serie de normas para facilitar la convivencia entre los miembros de esta comunidad educativa:
  1. Tras sonar el aviso horario, si el alumnado debe cambiar de aula, procederá a realizarlo con la máxima diligencia, sin obstaculizar el paso al resto de personas.
  2. Si debe permanecer en la misma aula, esperará al siguiente profesor dentro de la misma, quedando la puerta abierta. En ningún caso deambulará por los pasillos.
  3. Si ha faltado el profesor, el delegado o cualquier integrante del curso en su ausencia, lo notificará al profesorado de guardia, dirigiéndose a la sala de profesores.
  • De acuerdo con la normativa vigente, está prohibido fumar en cualquier dependencia del centro.

 

Asistencia y puntualidad

  • El control de faltas de asistencia y puntualidad del profesorado se rige por la O.M. de 29 de junio de 1994 relativa a las instrucciones de funcionamiento de los institutos de educación secundaria.
  • El control diario de asistencia y puntualidad del alumnado corresponde al profesor responsable de cada actividad.
  • Comenzadas las clases, a los alumnos que injustificadamente lleguen tarde les será anotado un retraso.
  • La justificación de las faltas de asistencia deberá hacerse en el impreso que al efecto tiene el tutor, al día siguiente de su incorporación al centro.
  • No se debe salir del aula en las horas de clase. Solo de forma excepcional se dará permiso al alumno si el profesor lo estima oportuno.
  • Los tutores informarán regularmente a los padres de todas las faltas de puntualidad y asistencia, independientemente de que esten justificadas o no.
  • Todas las enseñanzas, incluidas las profesionales, tienen carácter presencial. Por ello, las faltas de asistencia a clase deberán ser justificadas documentalmente (certificado o recibo de visita médica, etc.).
  • Un 30% de inasistencia, justificada o no, puede conllevar la pérdida del derecho a evaluación continua, y se estará a lo que contempla la Orden de 1 de junio de 2006. En casos excepcionales, se procederá a la apertura de un expediente de absentismo, y se activará el protocolo previsto en estos casos

Horarios

  • Las puertas del Centro se cerrarán con puntualidad una vez que suene el timbre de inicio de la jornada. El profesor, en cada hora, anotará y comunicará a los padres las faltas o retrasos de cada uno de sus alumnos.
  • Los alumnos de Grado superior y Grado medio podrán salir del Centro en el recreo y en las horas en las que falte algún profesor. Si jefatura da su aprobación, se podrán hacer ajustes de horario para adelantar la hora de salida, siempre que no afecte a otros cursos, a las guardias o a las horas de atención a padres.
  • Los alumnos de Bachillerato podrán salir del Centro en el recreo y SÓLO a última hora en caso de que no tengan clase por ausencia de un profesor. Los alumnos de Bachillerato y Comercio menores de edad necesitarán la autorización de los padres.
  • Los alumnos de 2º de Bachillerato incompletos podrán salir del Centro una vez terminadas las clases de las asignaturas a las que están obligados a asistir.
  • Los alumnos de 3º y 4º de la E.S.O. podrán adelantar su salida a última hora, en caso de ausencia de un profesor, si los padres han firmado la autorización para ello anteriormente. También podrán salir del Centro los alumnos de los programas de formación profesional básica en las mismas condiciones.
  • Se respetará la puntualidad tanto a la entrada como a la salida de clase. En el caso de retraso del profesor, los alumnos permanecerán en  su aula hasta la llegada de aquel o del profesor de guardia, que permanecerá con ellos en el aula en los casos de ausencia.
  • Cuando la clase esté iniciada, se debe pedir permiso para pasar al aula.
  • No se debe salir del aula en las horas de clase. Sólo de forma excepcional se dará permiso al alumno si el profesor lo estima oportuno.
  • Durante el tiempo dedicado a recreo no se podrá permanecer en las aulas. Los alumnos que deseen estudiar o consultar libros podrán hacerlo en la biblioteca.

Uso de móviles y dispositivos electrónicos

  • El uso del móvil o cualquier otro medio de vídeo o audio estrictamente no académico está prohibido, y el dispositivo será recogido por el profesor y entregado en Secretaría hasta que los padres vengan a recogerlo.

 

Indumentaria, higiene, alimentación

  • No se debe comer ni beber en las aulas, biblioteca ni pasillos. Los lugares reservados para ello son la cantina y los patios.
  • El alumno deberá guardar un comportamiento adecuado al lugar en que se encuentra, un Centro de Enseñanza, evitando actitudes que revelen falta de educación, así como comportamientos que resulten inapropiados por pertenecer a esferas de su intimidad. Esto incluye acudir a clase adecuada y discretamente vestidos.
  • Mantener la higiene necesaria.

 

El incumplimiento de las normas de convivencia habrá de ser valorado considerando la situación y las condiciones personales del alumno. Así mismo, no pueden tipificarse conductas sancionables, ni establecerse sanciones no contempladas en el Decreto nº 16/2016, de 9 de marzo de la CARM.

 

Las correcciones que hayan de aplicarse por el incumplimiento de las normas de convivencia habrán de tener un carácter educativo y recuperador, respetándose la proporcionalidad con la conducta y la edad del alumno.